Blog de noticias

Curva Contenedor

Helado de aguacate con un poco de historia

| Aguacates, Recetas

¿Habéis probado el helado de aguacate? Es una forma más de disfrutar del sabor de una de nuestras frutas tropicales favoritas. En época veraniega resulta irresistible. Tan solo hace falta algo de paciencia y muchas ganas. Se necesitan muy pocos ingredientes para elaborar un helado de aguacate que hará las delicias de pequeños y grandes.

Pero antes de dar paso a la receta nos gusta indagar sobre la procedencia de los helados y su historia. Hemos leído recientemente que el origen de los helados se remonta a nada menos que 2.000 años antes de Cristo. En su libro de viajes, el mercader italiano Marco Polo narra que a su paso por China comprobó que los lugareños ya añadían jugos de fruta y leche al hielo. Se tiene igualmente certeza de que los romanos enfriaban sus frutas y vinos con hielo o nieve que trasladaban los esclavos desde las montañas.

Pero hubo que esperar a 1660 para obtener lo más parecido al primer helado. Se le atribuye al italiano Francesco Procopio dei Coltelli que ideó una maquina que mezclaba el hielo, los jugos de fruta y la miel, una especie de sorbete que comercializaba en la cafetería que regentaba en París.

Como otras muchas cosas, a España llegó algo más tarde. Las primeras noticias de su existencia datan de mediados del siglo XIX cuando empezaron a comercializar helados algunas cafeterías de las principales ciudades. Pero eso ya es otra historia….

Por cierto, antes de que pudiéramos disponer de congelador en nuestras casas existía una próspera industria alrededor de la distribución del hielo. En Granada, todavía hay muchos lugareños que recuerdan el antiguo oficio de los neveros de Sierra Nevada que ascendían con sus caballos a las cumbres para cargar bloques de nieve que luego distribuían por la ciudad.

La receta de helado de aguacate

Si hace unas semanas compartíamos la deliciosa receta de helado de mango, en esta ocasión hacemos los propio con otra de nuestras frutas tropicales preferidas: el aguacate.

Ingredientes

-2 aguacates grandes y maduros
-1 lata de leche condensada (350 g)
-La misma medida de la lata de nata líquida espesa para montar
-El zumo de 1 limón
-Opcional: Un puñado de pistachos pelados y picados

Elaboración

Extraemos la pulpa de los aguacates descartando la piel y el hueso. La introducimos troceada en el vaso de la batidora con la leche condensada y la nata líquida. A continuación añadimos el zumo de limón y trituramos hasta que quede una pasta ligera sin grumos. Se puede acompañar con unos pistachos pelados y troceados que le darán un poco de textura.

En un molde de vidrio o loza que sea apropiado para el helado se vierte el contenido, se tapa con film de cocina tratando de eliminar el aire y se introduce en la nevera. Es conveniente que transcurrida una hora se saque y se remueva muy bien con una espátula de cocina para evitar que cristalice la parte inferior en contacto con el recipiente. Esta operación se puede repetir una vez más. Luego se deposita de nuevo en el congelador durante 6 u 8 horas.

Para servir es conveniente disponer de una cuchara de acero inoxidable para extraer las bolas de helado y facilitar la presentación. Si lo prefieres, se puede utilizar un molde para polos como los que aparecen en la imagen superior, para lo cual necesitarás insertar palitos de madera o plástico antes de introducir la mezcla en el congelador.

Para adornar el postre, echa mano de imaginación: menta fresca, arándanos o cualquier otro ingrediente que combine y contraste bien con el color del helado. ¡A disfrutar!

Deja tu comentario