Blog de noticias

Curva Contenedor

¿Cómo lograr que los niños coman más fruta?

| Frutas

La fruta y las verduras son la base de la dieta Mediterránea y uno de los pilares de la alimentación. Se recomienda, de hecho, comer cinco raciones al día para mantener un alimentación saludable, prevenir enfermedades y la obesidad. No siempre es fácil, sin embargo, conseguir que los más pequeños cumplan esta recomendación. Curiosamente para algunos menores esta ‘medicina natural’ se ha convertido en lo más parecido a tomar un medicamento y lo toleran con idéntica predisposición: ninguna.

Fruta de temporada

Mantén la fruta de temporada a la vista para que poco a poco adquieran el hábito de consumirla, ya que se trata de una costumbre que se puede ir inculcando incluyéndola como parte de la educación.

Más fruta tropical

Por su dulzura, la fruta tropical suele ser más del gusto de los niños, ya que algunas bien podrían ser ‘caramelos’ naturales por su delicioso sabor. Pese a su elevado punto de dulzor, la mayoría está recomendada para mantener o perder peso, debido a su contenido en fibra, y en casos como el mango o la chirimoya son incluso compatibles para personas con diabetes. ¿Quién lo diría por su sabor, verdad?

Incluye la fruta en tus recetas

Si tu pequeño es de los que tolera la fruta tanto como un bebistrajo, puedes tratar de incluirla en tus platos. Pollo a la naranja, pasta con salsa de pera, gazpacho de aguacate o mango, ensaladas de frutas tropicales… son solo algunas de las muchas propuestas con las que pueden conseguir que tus hijos coman más esta fuente de vitaminas.

Presentaciones creativas

Aquello de no jugar con la comida se ha quedado obsoleto hoy día. De hecho los niños pueden aprender mucho si se divierten mientras se alimentan de una forma saludable. Para conseguir que los más pequeños disfruten de la fruta, una presentación llamativa puede ser de gran ayuda. Las brochetas de fruta, los apetitosos bowls que las combinan con cereales e incluso tratar de crear divertidas figuras de animales con distintos trozos los pueden motivar a comerlas más. Eso sí, el tiempo no es algo que abunde en las familias trabajadoras hoy día y, en este caso, hay que invertir bastante para que la creatividad alimente sus ganas de comer fruta.

Déjalos helados con la fruta natural

A la mayoría de los niños le pirra los helados. Su sabor refresca el verano infantil y lo llena de dulzura. Aprovecha el estío para incluir entre tus postres helados de frutas naturales. Conseguir que tengan una textura cremosa no es complejo, como ya te contamos en este post. Existen, además, muchas propuestas para sorprenderlos y refrescarlos a base de fruta helada.

La guinda de tus postres

Convierte la fruta en el principal ingrediente de tus postres. En nuestro blog encontrarás saludables y dulces propuestas con chirimoya, aguacate, mango o nísperos.

Con ideas como estas será más fácil que tus hijos coman y disfruten más con la fruta. Tu ejemplo será sin embargo la mejor fórmula para inculcarles el amor por este sano alimento.

Deja tu comentario