Blog de noticias

Curva Contenedor

Desmontando mitos sobre la fruta tropical

| Frutas Tropicales

¿Engorda la fruta tropical por contener más cantidad de azúcar?¿Tienen que restringir los diabéticos la ingesta de estos alimentos?¿Qué hay de cierto en que tomar fruta de noche o como postre puede originar sobrepeso? A pesar de que la fruta es uno de los pilares de nuestra dieta por la cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes beneficiosos que contiene, existen muchos mitos sobre sus cualidades y efectos que, a base de repetirse, se han transformado en verdades para la mayoría de la población. Pero, ¿debemos poner en cuarentena estas creencias?¿cuáles de estos tópicos parten de prejuicios infundados y cuáles resultan ser ciertos? Desde Frutas Fajardo desmontamos algunos de los mitos más extendidos en torno a determinadas variedades de fruta tropical, así como de la fruta en general. ¡Comenzamos!

La fruta tropical engorda porque contiene más azúcar. Falso

Este alimento no provoca sobrepeso y su consumo es muy saludable, pese a contener fructosa. Hay que tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) distingue dos tipos de azúcares: los libres, que son los que que se asocian con un mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas como la diabetes u obesidad, así como otras dolencias como caries, de ahí que se desaconseje que superen el 10% de nuestra ingesta calórica; y los intrínsecos, que son los que contienen de forma natural la fruta y verdura, para las que no aplica esta recomendación, ya que no existen pruebas de que provoquen efectos adversos para la salud. Más bien al contrario. De hecho, tanto la OMS como la FAO publicaron en 2015 un informe en el que recomendaban consumir a diario 400 gramos de frutas y verduras para prevenir enfermedades crónicas como cardiopatías, cáncer, diabetes u obesidad.

El conocido dietista y nutriconista Julio Basulto recuerda diversas investigaciones cuyos resultados «apuntan que consumir habitualmente fruta no solo no causa obesidad sino que es útil para prevenirla o incluso, posiblemente, tratarla».

Las chirimoyas, el mango y los plátanos engordan. Falso.

Aunque a estas variedades de fruta tropical les persigue la fama de calóricas, este sambenito es injustificado. De hecho las chirimoyas son grandes aliadas para perder peso, resaltan en Mejor con salud, mientras que el mango es ideal para bajar de peso y combatir el estreñimiento.

El aguacate está muy recomendado en la vejez. Verdadero

Por su cantidad de vitamina E, el aguacate se convierte en un escudo frente al envejecimiento, las enfermedades cardíacas y determinados tipos de cáncer. Además, la luteína presente en los aguacates favorece la salud visual al proteger frente a la degeneración macular o la aparición de cataratas

Las frutas anaranjadas favorecen el bronceado. Verdadero

Ya os hablamos de las propiedades de la fruta según su color. La naranja, la mandarina o el melocotón contienen betacaroteno, una sustancia que se convierte en vitamina A, esencial para la pigmentación de la piel, al llegar al intestino.

La fruta como postre engorda. Falso

No existe ninguna evidencia científica que demuestre este mito tan extendido. Más bien al contrario. Por su cantidad de fibra y agua, la fruta puede ingerirse en cualquier momento del día. Como postre o tentempié. También como cena, lo que desmonta otro tópico muy difundido. La comunidad sanitaria y científica recomienda 5 raciones de fruta y verdura diarias, dados sus beneficios.

Los diabéticos deben evitar comer fruta tropical. Falso.

Tanto los expertos en diabetes como las entidades sanitarias aconsejan a las personas con esta enfermedad el consumo habitual de fruta fresca, recuerdan en Consumer. Aunque estos pacientes deben conocer el porcentaje aproximado de carbohidratos de cada pieza para no excederse, eso no significa que tengan desaconsejado ingerir cualquier tipo de fruta, incluida la fruta tropical.

Es preferible comer la fruta con piel. Verdadero

La cáscara de este alimento, sobre todo cuando tiene colores vivos, concentra gran parte de las vitaminas y minerales, de ahí que sea preferible no retirarla.  Además, se trata de la parte con más fibra. Por este motivo es aconsejable consumir la fruta sin pelar cuando la piel es comestible. Eso sí, se recomienda lavarla bien antes.

Cuando la fruta es muy dulce contiene mayor proporción de azúcar. Falso

El dulzor de la fruta no está relacionado con su cantidad de fructosa, sino con sus características químicas. Un ejemplo práctico: un melón dulce tiene menos azúcar que una manzana ácida.

El zumo de naranja es recomendable para las personas con anemia. Verdadero.

La vitamina C del jugo de naranja ayuda a asimilar el hierro presente en otros alimentos, de ahí que sea un gran aliado contra la anemia.

La fruta madura agrava los problemas digestivos. Falso.

Conforme la fruta madura disminuyen los ácidos orgánicos presentes en la fruta verde que pueden irritar la musosa intestinal, recalcan en Infosalus.

Con este último mito cerramos este post. Si conoces otros tópicos sobre la fruta tropical o la fruta en general, ¡compártelos con nosotros!

 

 

Deja tu comentario