Blog de noticias

Curva Contenedor

Tipos de aguacate: ¿cómo diferenciarlos y sacarles máximo provecho?

| Aguacates

La naturaleza nos regala numerosos tipos de aguacate, cada uno con unas peculiaridades que los diferencian. Su aspecto más o menos ovalado, su piel con mayor o menor rugosidad y su color ayudan a distinguir variedades que se caracterizan por su grado de cremosidad y untuosidad, pero especialmente por su sabor.

Probablemente al hacer la compra en el supermercado hayas reparado en que, dependiendo de la fecha, el tipo de aguacate varía. Y es que cada uno tiene su tiempo propio de recolección.

En Frutas Fajardo cultivamos las variedades Hass, Fuerte y Bacon de septiembre a abril. Entre mayo y agosto importamos el fruto con las misma calidad y cualidades desde otros países.

Os ayudamos a diferenciar estas tres variedades, de las que os detallaremos su origen e historia:

Tipos de aguacate

Aguacate Hass: se trata de uno de los más preciados y cultivados en el mundo. Hay quien lo conoce como el ‘aguacate de todo el año’ porque se puede conseguir en las cuatro estaciones. El aguacate Hass debe su existencia a un cartero californiano de Pasadena (EEUU). Su nacimiento fue fruto de la serendipia. Como la penicilina y otros grandes inventos de la ciencia, Rudolf Hass lo descubrió por pura casualidad.

Corría el año 1925, fecha en la que California estaba «sumida en su particular fiebre del oro verde (esta fruta tropical se comercializaba a un dólar la pieza)», cuando Hass se topó con un anuncio en una revista que mostraba un árbol de aguacate del que pendían dólares. Aquella publicidad le hizo pensar en la posibilidad de cambiar su vida gracias a aquella fruta tropical. Con lo que tenía ahorrado y un préstamo de su hermana compró algo más de media hectárea de tierra y sembró algunos aguacates de la variedad Fuerte.

Para plantar el resto de la propiedad buscó la ayuda de Caulkins, un injertador profesional que le recomendó comprar semillas a Albert R. Rideout, un conocido viverista apasionado del aguacate al que le encantaba experimentar con variedades.

Siguiendo la sugerencia del viverista, quien aconsejó plantar tres semillas, Caulkins injertó los aguacates con árboles presentes en la finca y en todos el injerto fue exitoso, salvo en tres. Un año después los reinjertó y sólo quedó un árbol con problemas. Cuando Hass estaba decidido a cortarlo, Caulkins lo convenció de que lo dejara para ver qué pasaba, porque el árbol estaba creciendo con vigor.

Este árbol en particular, cuyos frutos Hass se negaba a probar por su aspecto, sería el que lo haría pasar a la historia. Fueron sus hijos, a los que les encantaba su sabor, quienes lo convencieron del potencial del fruto. Aunque su padre terminó dándose cuenta de su valía y finalmente lo patentó a mediados de los años 30, no llegó a comercializarse a nivel mundial hasta después de su muerte en el 52, cuando ya habían expirado unos derechos por los que solo llegó a percibir alrededor de 4.000 dólares. Fue en los 60 cuando esta variedad de piel rugosa y aspecto más oscuro tirando a negro cuando madura se popularizó hasta llegar a transformarse en un referente mundial por su calidad y cualidades.

¿Cómo distinguir el Hass? Su pulpa, de color amarillo, es de gran calidad y untuosidad con sabor a frutos secos. Tiene la piel rugosa, dura y gruesa de tonalidad verde oscuro que va oscureciéndose hasta tornarse púrpura cuando alcanza su punto. Posee un hueso entre pequeño y mediano. Su forma exterior es similar a la de una pera y suele ser de tamaño pequeño.

Aguacate Fuerte: este fruto recibió su nombre por sobrevivir a la gran helada que asoló California en 1931. Es originario de Atlixco, una ciudad del centro de México, en Puebla, conocida por su cultivo de flores. Allí fue donde Carl Schmidt, empleado de un vivero en Altadena, California, lo encontró. Había viajado hasta la zona para localizar aguacates de excelente calidad en el mercado mexicano y hallar los árboles de los que provenían. Schmidt cortó brotes de varios especímenes y los numeró. El 15, que provenía del jardín del patio de Alejandro Le Blanc, floreció y se mantuvo indemne a la gran helada de principios de los años 30, de ahí que lo bautizaran como Fuerte.

¿Cómo diferenciarlo? También tiene forma de pera, pero su piel es muy lisa, más fina y verde intenso, color que mantiene cuando madura. Su carne es cremosa y su sabor tiene matices de nuez.

Aguacate Bacon: su origen se debe a James Bacon, que lo cultivó por primera vez en Buena Park, California a principios del siglo XX. Bacon buscaba una variedad resistente al frío, por lo que plantó un gran número de semillas para alcanzar su objetivo. El Bacon es un híbrido de dos variedades mexicanas de aguacate.

¿Cómo distinguirlo? Su piel de color verde oscuro, moteada con pequeños puntos blanquecinos, es muy fina, por lo que resulta fácil pelarlo. Tiene una forma ovalada bastante redonda. Su carne, de color amarillo verdoso, tiene menor porcentaje de grasa que otras variedades, una textura menos mantecosa y un sabor más suave, cualidades que lo convierten en un ingrediente ideal para el guacamole.

Cerramos aquí la lista, que continuaremos en un futuro post en el que rescataremos la historia y características de otros aguacates de gran popularidad en el mercado.

Deja tu comentario