Blog de noticias

Curva Contenedor

Una nueva razón para comer naranjas

| Naranjas

Hay muchas razones para amar las naranjas: desde sus beneficios para la salud cardiovascular, a su poder contra el envejecimiento (por sus antioxidantes) pasando por su fortalecimiento del sistema inmune (por su alto contenido en vitamina C), entre otras muchas. La ciencia acaba de añadir un nuevo motivo para adorar este cítrico. Consumir naranjas regularmente ayuda a la salud visual al reducir las posibilidades de padecer ceguera con la edad.

Según un estudio de la Universidad de Sydney las personas que habitualmente comen esta fruta tienen menos riesgo de perder la vista. En concreto, los investigadores demostraron que la presencia usual de naranjas en la dieta disminuye la probabilidad de padecer degeneración macular, una afección asociada a la edad que se ha convertido en una de las principales causas de pérdida de visión entre las personas mayores.

Para realizar esta investigación se entrevistó a más de 2.000 adultos australianos que superaban las 50 primaveras y se les realizó un seguimiento durante un período de 15 años. El estudio demostró que quienes consumen a diario una porción de naranja tienen hasta un 60% menos de probabilidad de padecer degeneración macular respecto a quienes no toman este cítrico. «Los datos muestran que los flavonoides presentes en las naranjas parecen ayudar a proteger contra la enfermedad», explica Bamini Gopinath, principal autor de la investigación y profesor adjunto de la Universidad de Sydney.

«Incluso comer una naranja una vez a la semana parece ofrecer beneficios significativos», detalla el autor del estudio, publicado en The American Journal of Clinical Nutrition.

Hasta ahora la mayoría de los estudios se habían centrado en los efectos en la vista de nutrientes comunes como las vitaminas A, C y E. Es la primera vez, sin embargo, que se investiga la relación entre los flavonoides y la degeneración macular.

«Los flavonoides son unos poderosos antioxidantes presentes en casi todas las frutas y verduras, que tienen importantes beneficios antiinflamatorios para el sistema inmunológico», indica Gopinath. De hecho, durante el estudio se examinó el consumo de otros alimentos comunes que también contienen flavonoides, como el té, las manzanas o el vino tinto. Pero «los datos no mostraron una relación significativa entre otras fuentes de alimentos» y la protección frente a esta enfermedad, como en el caso de las naranjas, señala el investigador.

Sin duda, este estudio añade una razón de peso para mirar a las naranjas con muy buenos ojos.

Deja tu comentario